Renovación del escritorio de Andrea - www.racocreatiu.com

Renovación del Escritorio de Andrea

publicado en: Limpiar, Reciclar, Renovación, Reparar, Restauración | 0
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this pageComparte!
Escritorio de Andrea Reparado y Renovado

Este escritorio ha sido un encargo de Andrea, quiere renovarlo y sobretodo arreglarlo. Tiene un trozo de madera de la tapa roto completamente. Y también el barniz ya en mal estado. 

La primera idea es solo limpiar bien el barniz, encolar y reparar la parte rota, y luego volver a barnizarlo. Pero a veces lo que tienes previsto hay que modificarlo sobre la marcha y tomar otras decisiones. Evidentemente consultando con la dueña del mueble por supuesto, ya que es la interesada.

Una vez he tenido el mueble en mis manos y he empezado la tarea, he podido hacer una valoración más cercana y concreta. En la tapa del escritorio hay unas marcas en forma de círculos bastante acentuados, y también en la parte de delante, justo donde se apoya la misma tapa. También he visto una vez empezado el trabajo, que tiene carcoma por la parte posterior del mueble, por lo que la idea inicial se ha transformado en otro proceso. En la parte posterior del mueble, la chapa está levantada y despegada. Un clavo levantado en el interior del mueble, en el estante inferior. Por debajo de la cenefa frontal, tiene también en los laterales la madera abierta, como forzada. De los pies, uno de ellos ha perdido justo la esquina y la forma también en algún otro pie. Confirmado con Andrea los trabajos añadidos,

Os cuento, ahora sí, todos los pasos que he seguido para la restauración de este mueble.

Ya sabéis, como otras veces os he dicho, que si se puede es mucho mejor desmontar el mueble o silla. En este caso he podido desmontar poco, simplemente extraer los dos cajones que tiene y desmontar la puerta del escritorio..

Lo primero que voy a hacer es enganchar el trozo de madera roto de la puerta. Uso cola blanca y espesa y lo sujeto con cinta de pintor, ya que en este caso no puedo poner sargentos. Es un extremo de la puerta y no tengo punto de apoyo.

Empiezo con la limpieza del barniz, ya que en un principio esta es la idea. Para hacerlo, he usado una mezcla de líquidos que quitan la última capa del barniz sin perjudicar el mueble. Esto me lo enseñó mi profesora hace mucho tiempo, y ella le llamaba”chapapote”. Algún día os contaré como se hace. Uso un trapo de algodón y que no suelte nada de tejido para aplicar el líquido, y a continuación voy frotando hasta que queda seco y se ve claramente como el mueble recupera su buen aspecto.

A continuación, aplico liquido anticarcoma en cada uno de los agujeros hechos por este insecto que perfora la madera (los coleópteros). Aplico también el mismo líquido por todo el mueble con un pincel, ya que ya he decidido que para quitar las marcas de los círculos que os he comentado antes, tendré que lijar estas partes y por consiguiente también todo el mueble.

El mueble tiene que estar un mínimo de 15 días completamente cerrado herméticamente, para que el líquido ahogue y extermine la carcoma.

Ya han pasado 15 días.

Pasados más de 15 días, abro el envoltorio y paso al siguiente paso.

Tapo los agujeros que hizo la carcoma, con masilla para madera, como están por la parte posterior no importa que el color de la masilla no sea igual al color de la madera.

Empiezo a lijar el mueble, primero por las partes donde están las marcas en forma de círculo. Se me resisten un poco. Las marcas son bastante profundas, así que tengo que lijar hasta dejar estas partes sin nada de barniz ni tinte. E incluso después de tener la madera natural, tengo que seguir lijando para quitar las marcas profundas de los círculos. Lijo hasta que no veo las marcas, o creo que no las veo. Algunas veces crees no verlas, pero el barniz en un chivato! y luego cuado estás terminando el trabajo, el barniz hace que reaparezca una leve sombra de las marcas que creíamos haber quitado. Lijo también algunas partes del escritorio que tenían gotas secas de barniz e incluso algún pelo de pincel.

Lijo todo el resto del mueble hasta levantar todo el baniz y parte del tinte, de esta manera luego podré igualar el color del tinte en todo el mueble. y a la vez conseguiré que se vean un poco las vetas de la madera en algunas zonas del mueble. Inicialmente el escritorio parecia más pintado y barnizado, que teñido y barnizado.

Aplico el tinte insistiendo con más capas en las partes donde estaban las marcas de los círculos. He escogido un tono oscuro para acercarme al color inicial del escritorio. A continuación

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this pageComparte!

Dejar una opinión