Tutorial decoupage - www.racocreatiu.com

Decoupage con paso a paso. Decora tu propia caja de madera!

publicado en: Creatividad, Decopauge | 2

Tutorial Decoupage. Decora tu propia caja de madera!

La técnica de Decopauge da para mucho. Si te gustan las manualidades te resultará divertida y te enganchará seguro! Puedes usarla sobre casi todos los materiales que quieras y las aplicaciones son infinitas. Hay distintos tipos de papel que se pueden emplear, desde el papel propio de decopauge (os recomiendo el papel de decopatch.com, va genial!), pasando por servilletas de papel e incluso papel normal decorado por ti mismo, papel de regalo, o cualquier otro tipo de papel que se te pase por la cabeza. Aquí os dejo una caja que he hecho en este caso con servilleta de papel, con motivos infantiles muy bonitos, para una niña, en este caso para Anna E.

Aquí va el tutorial!

Para hacer esta manualidad, necesitamos:

Materiales necesarios para este decopauge
Materiales necesarios para este decopauge
  • Caja de madera, esta es más bien pequeña, aproximadamente de 14 x 6 x 9 cm.
  • Una servilleta de papel del diseño que os guste, yo he usado una con motivos infantiles
  • Papel de lija medio
  • Pintura acrílica, en este caso de color rosa de la marca Americana
  • Cola especial para decopauge, en este caso he usado de la casa Decopatch, o en su defecto también podéis usar cola blanca
  • Cuter y/o tijeras
  • Pincel
  • Opcional: Papel de lija fino
Lijamos toda la caja, por dentro y por fuera
Lijamos toda la caja, por dentro y por fuera
Y ahora sí, empezamos con los pasos de este tutorial!
Paso 1:

Lijamos la caja con el papel de lija de esponja, pasando por toda la caja, incluido el interior. Opcional: puedes pasar una segunda pasada con el papel de lija fino, tal como te he puesto también en los materiales que era opcional. De esta manera quedará mucho más fina al tacto. Hazlo como tu prefieras.

Puedes usar también un trapo muy poco humedecido
Puedes usar también un trapo muy poco humedecido
Paso 2:

Pasa un trapo seco por toda la caja, para quitar todo el polvo que queda después de lijar. Puedes pasar también una bayeta o trapo húmedo, pero sobre todo si usas esta opción, que esté muy muy escurrido, debe estar casi seco, y luego deja secar la caja completamente antes de seguir con el siguiente paso.

Pintamos la caja
Pintamos la caja
Paso 3:

Pintamos toda la caja, también por dentro y por fuera. No es necesario poner mucha pintura, es preferible ir poco a poco, y sobre todo estirar bien la pintura. El acabado queda mejor y además aceleramos el proceso de secado de la pintura, de manera que te permitirá seguir antes con el proceso. Puedes darle dos capas si quieres pero para esta técnica que he usado creo que no es necesario. Antes del siguiente paso, deja secar muy bien.

Te quedará más o menos así
Te quedará más o menos así
Paso 4 opcional:

Después de asegurarte que la caja está completamente seca, puedes pasar el papel de lija fino de nuevo, ya que al pintar, como la pintura lleva agua, la madera queda de nuevo un poco rasposa, como si se le hubieran levantado unos pelos muy finos. Si haces este paso, recuerda de nuevo pasar el trapo también para quitar el polvo.

Aquí empieza lo divertido!
Aquí empieza lo divertido!
Paso 5:

Yo he usado toda la servilleta, sin recortar ninguna parte. Simplemente centra el dibujo principal que te guste en el centro de la tapa, preferiblemente calcula que que por delante y por detrás del dibujo elegido para la tapa te quede suficiente servilleta para cubrir la parte delantera y trasera de la caja. Lo verás muy claro con los siguientes pasos. No importa si no te cubre los laterales. Si lo prefieres puedes recortar cada dibujo o motivo de tu servilleta y distribuirlos a tu gusto sobre la caja. Recuerda que tienes que separar las tres capas de la servilleta y quedarte solo con la que tiene el estampado o motivo.

Empezamos a pegar!
Empezamos a pegar!
Paso 6:

Ahora empezaremos a pegar la servilleta, para ello, pondremos un poco de cola en la tapa, puedes ponerle a toda la tapa si vas rápido, o bien poner primero en un extremo para empezar a fijar la servilleta. Yo he usado esta segunda opción. Colocamos la servilleta tal como habíamos planeado anteriormente sobre la tapa y con la mano, y con mucho cuidado, presionamos sin frotar para fijar la servilleta, y luego seguimos pegando el resto de la tapa de la caja. Es mejor poner poca cola de manera que cuando pegues la servilleta no traspase la cola por encima de la servilleta. Tiene que quedarte seco al tacto. Otra manera de ayudarte a pegarlo sin riesgo a que se rompa la servilleta es usar un trapo suave y seco para ayudarte a aplanar la servilleta.

Mismo procedimiento para la parte posterior
Mismo procedimiento para la parte posterior
Hacemos lo mismo en la parte delantera también
Hacemos lo mismo en la parte delantera también
Paso 7:

Hacemos exactamente lo mismo en la parte posterior y delantera de la caja.

Empezamos a usar el cuter
Empezamos a usar el cuter
Paso 8:

Ahora, es muy importante como en todo los pasos asegurarnos de que la servilleta y la caja estén completamente secas. Cuando estamos seguros, con mucho cuidado y precisión (no hace falta correr), vamos a ir cortando la servilleta para que la caja se abra, ya que hemos pegado toda esta parte de un tirón al encolar la servilleta.

Lo mismo en la parte posterior, y también alrededor de las bisagras
Lo mismo en la parte posterior, y también alrededor de las bisagras

Y hacemos lo mismo en la parte posterior de la caja y alrededor de las dos bisagras, sin correr porque si no nos hubiera quedado bien pegada la servilleta nos llevaríamos algún trozo no deseado estirando los trocitos cortados.

Recorta con mucho cuidado el sobrante
Recorta deRecorta con mucho cuidado el sobrante
Paso 9:

Vamos a quitar el sobrante de la servilleta. Para ello puedes usar el cuter (si optas por esta opción hazlo sobre una superficie bien protegida asegurándote de no cortar nada que no quieras cortar), o bien puedes usar las tijeras. Es importante que no vayas arrancando trozos, ya que el resto de la servilleta lo necesitamos.

Repetimos los pasos anteriores
Repetimos los pasos anteriores
Paso 10:

Ahora hacemos lo mismo que hemos hecho al principio pero en los laterales de la caja. Ubicamos el trozo de la servilleta que vamos a poner. Aquí os recomiendo que busquéis un motivo que no hayáis usado hasta el momento en el resto de la caja. En mi caso me ha quedado clavado, en un lateral he puesto un pastel y en el otro lateral la princesa con su cuchara gigante como podéis ver en la foto. Repasa los pasos más arriba si te hace falta.

Recorta de nuevo el sobrante
Recorta de nuevo el sobrante
Paso 11:

Ya estamos terminando. Ahora solo revisa la caja por si te has olvidado algún detalle o tienes que repasar algo. Y a continuación, pasa por toda la caja una segunda capa de cola por todo el exterior, insistiendo o asegurándote de que queden los cantos bien pegados para que luego no se levante nada el papel. Si has utilizado cola blanca, también puedes usarla tranquilamente para darle esta segunda capa. Déjala secar bien, y ya está! Solo añade tus propios detalles y listo. En mi caso como esta caja es para una niña que se llama Anna E. y que hace la comunión, le he puesto su nombre en la caja y como un pomo para decorar la caja (que no la cierra, pero como esta pequeña caja es para sobremesa le queda muy bien), que he pintado en rosa y luego desgastado un poco como las bisagras de la caja. Os dejo algunas fotos!

El pastel!
El pastel!
El pomo
El pomo

IMG_20160531_211224 wgr

Os ha gustado? Si te ha gustado, compártelo!

Puedes hacer tus comentarios o preguntas más abajo en Comentarios.

Existen más formas de aplicar esta técnica tan chula, otro día más!

Imágenes Relacionadas:

2 Respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.